Disability World
Una revista electrónica, bi-mensual, sobre noticias y opiniones internacionales relacionadas al tema de la discapacidad Volumen No. 13 Abril-Mayo 2002


Volver al índice en español - Go back to English
Taller Internacional para prevenir la discriminación contra niñas y niños y asegurar su inclusión
Por Harilyn Rousso, Rapporteur (HarilynR@aol.com)

Este taller se celebró en asociación con la Sesión Especial sobre Niñas y Niños de la Organización de Naciones Unidas y fue organizado por UNICEF, en mayo, en Nueva York, como una revisión de los pasados 10 años de trabajo y para renovar el compromiso con la Convención de los Derechos del Niño.

Durante el taller se enfocaron los aspectos principales relacionados con la discapacidad y las condiciones de desventaja basadas en factores como la discapacidad, el género, la diversidad étnica y racial y las estrategias y acciones para combatir la discriminación y promover la inclusión.

Objetivos:
  • Crear y fortalecer los diálogos sobre la discriminación y las niñas y niños en desventaja, según los principios de la Convención de los Derechos del Niño. Se trata de integrar las perspectivas acerca de la discapacidad, el género y la diversidad étnica y racial.
  • Elaborar un esquema con los temas principales acerca de la discriminación y las y los niños en desventaja, según estas perspectivas.
  • Motivar a las y los participantes en esta Sesión Especial para que sean portadores de mensajes contra la discriminación de las niñas y niños y para que elaboren planes con acciones específicas, particularmente programas nacionales.
Fecha, Tiempo y canal de comunicación:
Viernes, 10 de mayo del 2002, Dag Hammarskjold

Moderatora: Ms. Penny Giragosian, Armenian Relief Society and Rights for Disabled Children
Ms. Zuhy Sayeed, Inclusion International

Panelistas:
Ms. Landon Pearson, Senadora, Canadá
Ms. Zuhy Sayeed, Inclusión International
Mr. Gerison Lansdown, a nombre del Relator Especial de Naciones Unidas en Materia de Discapacidad y Presidente del CRC Working group on Rights of Disabled Children
Ms. Jennifer Jadwero, la niña, Kenya
Mr. Myron Wolf-Child, una joven, Canadá
Mr. Andrés Guerrero, Asesor EducativoAdvisor, UNICEF
Mr. Roberto Leal, Director Ejecutivo, Inclusión InterAmericana
Mr. Michael Bach, Vice-presidente Ejecutivo, Canadian Association for Community Living
Mr. Juan Angel De Gouveia, un niño, Venezuela
Her Royal Highness Marie Therese-Antangana Assiga-Randa, the Queen of Yaundi, Cameroon

Resumen de las presentaciones y discusiones:
Al inaugurar la Sesión Especial, Ms. Penny Giragosian, dijo que, aunque todas y todos somos diferentes, todos tenemos el mismo destino, darle a las y los niños del mundo un mundo que sea apto para ellas y ellos. Enfatizó la colaboración entre las niñas y los niños y las y los jóvenes, las organizaciones no gubernamentales, los gobiernos y la Organización de Naciones Unidas para llegar a este destino.

En su presentación, Landaon Pearson, destacó la importancia de trabajar a favor de los derechos de las niñas y los niños con discapacidad y en auxilio de las y los infantes que se enfrentan con la discriminación. Esa ha sido la prioridad del gobierno de Canadá y está muy contenta porque este evento especial está particularmente enfocado al análisis de la discriminación, las condiciones de desventaja y la inclusión de todas las niñas y niños. Manifestó que este evento es una excelente oportunidad para estudiar las perspectivas presentadas por los diversos grupos acerca del importante tema de la inclusión de todas las niñas y niños y que todos aprendemos de todos. También expresó su esperanza de que: "todos y cada uno de los niños sean incluidos en nuestras discusiones para que puedan hacer una diferencia en los tipos de políticas que nosotros, como gobierno, podemos proponer."

Ms. Gerison Lansdown, hablando en representación del Relator Especial de Naciones Unidas en Materia de Discapacidad, presentó los resultados del Informe "Derechos de las y los Niños con Discapacidad: También es nuestro mundo" (Rights of Disabled Children Report: It Is Our World Too). Comentó como muchos de los casi 150 millones de niñas y niños con discapacidad, experimentan violaciones extremas a sus derechos humanos básicos. Ella expresó que estas violaciones no terminarán por la suerte o la buena voluntad, sino por el compromiso y la acción globales. Debido a que muy pocos países explícitamente prohíben la discriminación por motivos de discapacidad, hay pocos mecanismos para combatirla. Así, la discriminación se perpetúa con los prejuicios y las actitudes culturales, donde se considera que la discapacidad es una maldición, un castigo y una calamidad. Esta lamentable situación también se prologa por la negligencia y la falta de acción de los gobiernos. A las niñas y los niños con discapacidad se les niega el derecho a la vida, frecuentemente son forzados a vivir en extrema pobreza, son desproporcionadamente más propensos a experimentar la violencia y el abuso de quienes debería cuidarlos y, frecuentemente, son los más excluidos de la educación y de todos los derechos para poder participar y ser incluidos en la sociedad donde viven.

Los gobiernos necesitan introducir legislación que explícitamente proteja a las personas con discapacidad de la discriminación en su contra. Los Planes Nacionales de Acción deben incluir consideraciones de acción para cumplir con los compromisos asumidos para asegurar una calidad de vida para las y los niños con discapacidad. Adicionalmente, los compromisos para asegurar el acceso universal a la educación deben incluir a las y los niños con discapacidad. Lo mismo debe hacerse en el próximo Estudio sobre la Violencia en el Mundo que está elaborando Naciones Unidas. Ella terminó su presentación citando el informe, demostrando que la meta es la igualdad en el respeto a la dignidad de las niñas y los niños con discapacidad: "Una niña de 11 años con Síndrome de Down jugaban con otro niño en la playa. El niño le preguntó: ¿Eres discapacitada?. La niña le respondió: No, yo soy Daisy. Y siguió jugando."

Varias y varios participantes destacaron el progreso y las brechas en el cumplimiento de los derechos de las niñas y los niños con discapacidad, según del extenso marco de referencia de la Convención de los Derechos del Niño: Ms. Zuhy Sayeed, señaló que aunque se han realizado algunos progresos para reducir la morbilidad y la mortalidad de las niños y los niños, es importante considerar otros aspectos más allá de la perspectiva biomédica sobre la salud.

"A grupos completos de niñas y niños se les niega un futuro por el color de su piel, sus características físicas e intelectuales, sus ancestros o por su género." Estas niñas y niños debe enfrentarse a desventajas estructurales por motivos de falta de acceso a la educación y las posibilidad presentes y futuras en el mercado laboral y los sistemas de comercio globalizado que le niegan a sus padres un salario justo, estable y una comunidad segura. Ella manifestó que no es suficiente que los gobiernos y las organizaciones no gubernamentales, luchen contra la discriminación: "Debemos introducir la perspectiva de la inclusión... debemos edificar sociedades inclusivas, las economías y los sistemas educativos deben asegurar la dignidad y los derechos para todas y todos los niños." Ella propuso que el concepto de inclusión sea un criterio para responsabilizar a los gobiernos, las corporaciones y las organizaciones no gubernamentales, mientras van desarrollando y llevando a la práctica sus Planes de Acción nacionales e internacionales. La inclusión de todos los grupos debe ser una medida de cumplimiento de todos los esfuerzos de desarrollo.

Al comentar acerca de los asuntos de género y los derechos de las niñas y los niños, Mr. Andrés Guerrero, dijo que los temas de género no son sólo asuntos de las mujeres, pues tienen significado para los hombres y para los jóvenes, como para las mujeres y las jóvenes: "La jerarquía de género y la desigualdad, sin importar donde ocurren, penetran la discriminación por género. Una de las peores formas de discriminación por género es la violencia basada en el género, donde las mujeres y las niñas tienden a ser las víctimas. Aunque no son todos los hombres los que acometen con violencia, su silencio y pasividad acerca del tema, puede significar una aceptación de la situación."

El advirtió sobre la necesidad de desarrollar nuevos modelos para la masculinidad de todos los hombres. Propuso un enfoque de estilo de vida como una manera de elaborar la igualdad de género y esquematizó los pasos necesarios que deben iniciarse desde los primeros años de vida, luego en la adolescencia y durante toda la edad adulta. La masculinidad sin violencia debe partir de nuevas imágenes creadas que refuercen la colaboración, el poder compartido, la tolerancia, la democracia y el amor y el respeto por la diversidad. Esos son los fundamentos necesarios para promover la igualdad de género. Terminó destacando la importancia de que la UNICEF incluya las consideraciones de género dentro de todas sus prioridades.

Jennifer Jadwero, una joven de 14 años de Kenya, habló acerca de la discriminación contra la niñas, incluso el ser consideradas como inferiores en sus hogares, donde se les abruma con el trabajo doméstico y son objeto de prácticas tradicionales como las mutilaciones de los genitales, el matrimonio forzado y los tabús nutricionales. Ella narró como fundó el Club Detener la Violación (Stop Rape Club) en su escuela, con la participación de niños y niñas. "El problema de la discriminación basada en el género no es que simplemente hay unos cuantos muchachos y hombres malos que maltratan, golpean y violan a las jóvenes. Es el problema de cómo está organizada nuestra sociedad. Algunos jóvenes también son afectados por la discriminación y la violencia en sus vidas. Para encontrar una solución, las y los jóvenes, las mujeres y los hombres deben trabajar unidos." El programa ha tenido éxito promoviendo la igualdad de género. Los jóvenes aprenden que está bien ser una persona dulce, que no hay que ser violento para ser un hombre, que todos podemos y debemos sentir emociones y expresar nuestros sentimientos.

Las jóvenes, aprenden que son tan buenas y valiosas como los jóvenes y que deben tener los mismos derechos humanos. Una de las cosas más importantes aprendidas del programa es que los muchachos más jóvenes en las clases elementales, se percatan que los jóvenes mayores respetan y colaboran con sus compañeras, entonces van cambiando sus actitudes y comienzan a comportarse igual. Ella concluyó su presentación diciendo que, al tratarse de discriminación basada en el género, los jóvenes y los hombres necesitan ser parte de la solución y no seguir siendo parte del problema.

Muy interesada en los lamentables efectos de la desigualdad por género, Su Alteza Real, Marie Therese Antangana Assiga-Randa, la Reina de Yaundi, Camerún, describió algunas de las prácticas culturales en su país que discriminan a las mujeres y a las niñas. Estas prácticas discriminantes incluyen el matrimonio temprano forzado, la mutilación genital y el abuso sexual por parte de maestros y gente mayor. También se golpea a las niñas y a los niños en el hogar y en la escuela. Ella enfatizó que los padres y las y los jóvenes necesitan información y mucho apoyo para eliminar estos patrones de conducta injustos, y solicitó la ayuda internacional de los países más desarrollados para introducir cambios positivos.

Refiriéndose a la discriminación racial y étnica y a las desventajas sociales, el joven, Myron Wolf-Child, un joven representante de Canadá de la tribu Blackfoot, habló elocuentemente acerca de la discapacidad y la pobreza, enfatizando la situación de las y los niños pertenecientes a los pueblos aborígenes alrededor del mundo. Manifestó que su meta y su pasión es interesar a los gobiernos para que eliminen la pobreza que tanto afecta a la infancia. Reconoció que cada minuto de todos los días, las niñas y los niños son víctimas de la dura realidad de la discriminación.

Dijo que las lamentables imágenes de pobreza de ¨frica, reflejan sólo un tipo de la pobreza infantil. Las niñas y los niños en todo el mundo experimentan muchas formas de pobreza, como no tener a sus padres cerca, crecer en instituciones o en orfanatos, saber que sus padres tardarán largas horas porque deben trabajar mucho para sostener a la familia., carecer de recursos para establecer relaciones sociales con sus semejantes o experimentar desamparo emocional, incluso en situaciones donde las necesidades materiales son atendidas. Señaló que esa pobreza también limita las habilidades de las y los jóvenes para soñar e imaginarse un mejor vida.

Al comentar algunos tipos de discriminación contra los pueblos aborígenes, el joven Myron Wolf-Child, destacó como el racismo y otras formas de discriminación, no son naturales, no nacen con las personas, son creencias que pueden y deben ser cambiadas. Enfatizó la importancia de la enseñanza y el aprendizaje, en las escuelas, acerca de las vidas de las personas que pertenecen a los pueblos aborígenes. Hay que celebrar la diversidad y reconocer las diferencias.

El representante de Venezuela, Juan ¨ngel De Gouveia, un joven sordo, se dirigió al público mediante lenguaje de señas para describir la discriminación que él y muchas niñas y niños experimentan en el mundo. Expresó que las disposiciones específicas de la Convención de los Derechos del Niño son logros, pero que no son suficientes para garantizar la equiparación de oportunidades y propuso siete puntos para mejorar la calidad de vida y la igualdad de oportunidades para las niñas, niños y jóvenes con discapacidad en el mundo.

También pidió que estos puntos fueron llevados a la práctica en los próximos diez años. Él propuso que se debe asegurar que las niños, niños y jóvenes con discapacidad tengan derecho a la vida, la educación según sus necesidades, al trabajo, a la participación y a la salud, así como a derechos adicionales específicos para las juventud sorda, incluyendo el derecho a comunicarse con lenguaje de señas, tener acceso a la información, programas de televisión con intérpretes, subtítulos en sus países.

Michael Bach and Roberto Leal propusieron una agenda global hacia el cambio y los derechos humanos, incluyendo la verificación del cumplimiento con las normas de inclusión, participación ciudadana y las redes de conocimientos. Específicamente Roberto Leal describió como, la situación actual es una en la que se imponen factores negativos a los miembros más débiles de la sociedad, incluyendo a las personas con discapacidad. Se propone una nueva agenda basada en la participación de las comunidades, para que surja un nuevo modelo basado en la justicia, que respete los derechos de cada niña y niño y que la inclusión sea la norma y no la excepción. Una nueva agenda que defienda los valores de libertad, fraternidad e igualdad.

Mr. Michael Bach señaló que había un dilema real en la "revolución de los derechos". La globalización económica ha polarizado a los ricos y pobres, así como a otros grupos, y ha actuado contra la necesidad de hacer cumplir los derechos de las niñas y los niños. Hay una desigualdad respecto al progreso en el mundo. Cada día aumenta el número de niñas y niños en la pobreza, sin acceso a la educación, lanzados dentro de los conflictos armados, obligados a la prostitución e infectados de SIDA. Para combatir estas tendencias negativas, debe darse una política de diálogo para los derechos humanos, con participación de las organizaciones no gubernamentales y de los gobiernos, establecer una Red Global de Conocimientos sobre Derechos y Bienestar de Niñas y Niños.

La Red Global es una herramienta para facilitar el intercambio de estrategias para defender los derechos de las niñas y los niños, por ejemplo: fortaleciendo a la sociedad civil y la solidaridad, incluso creando alianzas que le permita a las organizaciones no gubernamentales hacer una diferencia real y utilizar los criterios de la inclusión de todas y todos, para verificar los resultados en el desarrollo de mejores condiciones de niñas y niños.

Luego de un período de comentarios y sugerencias, dos miembros del público, incluyendo una joven de la delegación sueca, solicitó apoyo para que la elaboración y oportuna aprobación de una Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.

Más allá de las positivas perspectivas acerca de una variedad de temas complejos que fueron discutidos, durante el evento se pudo identificar un conjunto de pasos específicos, como los apuntados en este artículo, incluyendo los siguientes:
  • Promover una perspectiva de acción hacia la inclusión de todas las niñas y niños, independientemente de su discapacidad, género, raza, etnicidad u otros factores.
  • Asegurar que los Planes de Acción Nacionales consideren activamente cómo verificar el cumplimiento de los compromisos establecidos para la calidad de vida de las niñas y niños con discapacidad, no sólo los relacionados específicamente con la discapacidad.
  • Asegurar la elaboración y el debido cumplimiento de una legislación que proteja a las y los niños con discapacidad contra todas las formas de discriminación.
  • Asegurar que la violencia actualmente experimentada por las niñas y los niños con discapacidad, sea analizada en el próximo Estudio de Naciones Unidas sobre la Violencia en el Mundo.
  • Lograr que los hombre y los jóvenes, así como a las mujeres y las niñas, participen en los esfuerzos por eliminar la discriminación por género y que promuevan nuevos modelos de masculinidad, para apoyar la equidad de género y apoyar a los padres de familia y a la juventud a terminar con los patrones del perjuicio basado en el género.
  • Eliminar el racismo contra los pueblos indígenas enseñando sobre las diferencias y celebrando la diversidad en las escuelas.
  • Participar en un diálogo significativos sobre derechos humanos, uniendo a las organizaciones no gubernamentales, así como a las y los niños y jóvenes, para trabajar en unión.
  • Crear una Red Global de Conocimientos sobre los Derechos y el Bienestar de las Niñas y los Niños para lograr progresos en materia de inclusión y de derechos humanos.
  • Fomentar y fortalecer a la sociedad civil global para que apoyo la inclusión.
  • Desarrollar y llevar a la práctica una estrategia coherente para supervisar el progreso y los resultados de acciones para mejorar la calidad de vida y la inclusión de las niñas y los niños, más allá de los indicadores de morbilidad y mortalidad.
Citas adicionales tomadas de las presentaciones de los representantes de la juventud: Jennifer Jadwero (niña de 14 años de Kenya):
"El papel desempeñado por los jóvenes y los hombres es importante para eliminar la discriminación por género. Si nosotras, las niñas y las mujeres queremos, podemos hacer que ellos sean parte de la solución y no el problema. Y si hacemos eso, pronto tendremos un mundo donde todas y todos seamos iguales, donde se disfruten todos los derechos humanos y un mundo sin discriminación por género o violencia."
Mr. Juan ¨ngel De Gouveia (joven sordo de Venezuela):
"Hay muchos países en el mundo donde no hay escuelas para las niñas y niños y adolescentes con discapacidad. En el caso de los ciegos, sordos y los niños y las niñas con discapacidad física, hay una limitación de naturaleza física. Nuestra mente funciona como la de los demás. Entonces ¿Por qué hay limitaciones para nuestra educación? Es inaceptable que los gobiernos tengan que pagarle a los empleadores para que contraten a las personas con discapacidad. ¿Serán estos casos ejemplos de discriminación encubierta? La gente con discapacidad debe ser contratada en base a sus condiciones para el puesto."
Myron Wolf-Child (joven de la tribu Blackfoot, Canadá)
"La gente no nace racista ni nace para discriminar, son conductas enseñadas. La solución parece muy obvia ahora: debemos educar a la gente y enseñarles la verdad acerca de los habitantes del mundo. Este proceso puede incluir aspectos como: Las enseñanzas de los pueblos aborígenes en los textos escolares, motivar a los gobiernos a usar información correcta sobre la diversidad cultural y, lo más importante , nosotros mismos debemos aprender la verdad y hablar la verdad."
Volver al índice en español - Go back to English


Envíe este artículo a un amigo!