Disability World
Una revista electrónica, bi-mensual, sobre noticias y opiniones internacionales relacionadas al tema de la discapacidad Volumen No. 14 Junio-Agosto 2002


Volver al índice en español - Go back to English
A la memoria de Justin Dart
22 de junio del 2002
Por Fred Fay Fred Pelka, escrito a petición de Justin Dart


Justin Dart, Jr, un dirigente del movimiento internacional de los derechos humanos de las personas con discapacidad y un renombrado activista de los derechos humanos, murió en su hogar en Washington D.C. Reconocido como "el padre de la Ley de Estadounidenses con Discapacidad" y "el padrino del movimiento de los derechos de las personas con discapacidad", el Sr. Dart había estado combatiendo las complicaciones de potpolio y algunas deficiencias cardíacas en los años recientes. Tenía setenta y un años y lo sobreviven su esposa, Yoshiko, sus niños adoptivos, sus muchos amigos y colegas, más millones de activistas en derechos humanos de las personas con discapacidad en todo el mundo.

El Sr. Dart fue un dirigente del movimiento de derechos humanos de las personas con discapacidad durante tres décadas y un defensor de los derechos de las mujeres, las personas de color, los homosexuales y las lesbianas. Durante su vida tuvo cinco nombramientos presidenciales y recibió numerosos honores, incluyendo el Premio Hubert Humphrey Conferencia de Dirigencia en Derechos Civiles (Hubert Humphrey Award of the Leadership Conference on Civil Rights). Justin Dart estuvo a la par de Presidente George H. Bush, en la Casa Blanca cuando firmó la Ley de Estadounidenses con Discapacidad, en julio de 1990. También fue un emprendedor muy exitoso, usando su riqueza personal para impulsar los temas de derechos humanos y contribuyó generosamente con organizaciones, candidatos e individuos, en lo que él llamó "grupos de acción política para el fortalecimiento".

En 1998 Justin Dart fue galardonado con la Medalla Presidencial de la Libertad, el máximo reconocimiento que confiere el gobierno de Estados Unidos a los ciudadanos. En esa ocasión, el Presidente Clinton dijo: "Justin Dart, a su manera tiene el más fuerte espíritu olímpico que he conocido."

Hasta el final, Justin Dart se mantuvo fiel a su misión de "una revolución del fortalecimiento". Y, en sus palabras "será una revolución que confronte y elimine los pensamientos y sistemas obsoletos, que enfoque el poder completo de la ciencia y la democracia libres, en una labor sistemática de cada persona, para que pueda vivir su potencial dado por Dios."

Justin Dart siempre enfatizaba la colaboración que recibía de los demás, particularmente el apoyo de su esposa durante más de treinta años, de quién decía: "Ella es el más magnífico ser humano que jamás conocí."

Justin Dart siempre repetía que sus logros sólo eran posibles gracias a la ayuda de cientos de activistas, colegas, amigas y amigos:"Ninguna de las cosas que he podido lograr, ni ninguna de las adicciones que he podido superar, lo habría hecho sin el amor y el apoyo de individuos específicos que vinieron a fortalecerme. No hay nada que haya podido hacer sin haber alcanzado el fortalecimiento de los demás." Dart había protestado porque él y sólo tres activistas de los derechos humanos de las personas con discapacidad, estaban en el podio cuando el Presidente George H. Bush firmó la Ley de Estadounidenses con Discapacidad, pues creía que: "cientos de activistas deberían estar ahí también". Después de haber recibido la Medalla Presidencial de la Libertad, el Sr. Dart le envió réplicas a cientos de activistas de los derechos de las personas con discapacidad, escribiéndoles: "Este premio es para usted."

Justin Dart, nació el 29 de agosto de 1930 en una familia acaudalada y prominente. Su abuelo fundó la cadena de farmacias Walgreen Drugstore Chain, su padre fue un importante ejecutivo y su madre una matrona del "American avant garde". Más adelante describía como él se había convertido en un "super perdedor", una manera de establecer su propia identidad en esa familia de "super ganadores". Asistió a siete escuelas secundarias, sin graduarse en ninguna de ellas y rompió el record del actor Humphrey Bogarts por puntos negativos en la prestigiosa Escuela Preparatoria de Andover. "La gente no me quería y yo tampoco me quería a mí mismo."

Justin Dart contrajo polio en 1948. Mientras los médicos decían que tenía menos de tres días de vida, fue internado en el hospital Seventh Day Adventist Medical University en Los Angeles. "Por primera vez estuve rodeado de personas que expresaban un gran amor abiertamente, y a mí también me amaban, aunque yo me mostré hostil con ellos. Luego, comencé a sonreírle a la gente y a decirles cosas buenas. Ellos respondieron tratándome aún mejor y eso hacía que yo me sintiera muy bien!" Tres días se convirtieron en cuarenta, y Justin Dart nunca olvidó esa lección. La polio convirtió a Justin en un usuario de silla de ruedas, pero él nunca se lamentó: "Recuerdo los buenos días de mi vida, antes de contraer la polio. Estas buenas personas no sólo salvaron mi vida, sino que le dieron valor."

Otro momento culminante en la vida de Dart, fue descubrir la filosofía de Mohandas K. Gandhi. El Sr. Dart definió así el mensaje de Gandhi: "Encuentra tu propia verdad y vívela." Este lema se quedaría con él toda su vida. Justin Dart ingresó a la Universidad de Houston y estudió de 1951 a 1954, graduándose en Bachillerato Académico y Maestría en Ciencias Políticas e Historia. El deseó ser profesor pero la universidad le negó el título por usar una silla de ruedas.

Durante sus años de universidad, Dart organizó su primer grupo sobre derechos humanos. Era un grupo estudiantil pro integración, en una época en que era un centro educativo sólo para blancos.

En 1956, el Sr. Dart se inició en el mundo de los negocios, creando varias compañías exitosas en México y Japón. En Japón, fundó la empresa Tupperware Japan que inició con tres empleados y para 1965 ya tenía 25.000 empleados. Dart usó su empresa para darle trabajo a mujeres y hombres con discapacidad. En este país, sacó a muchas personas con discapacidad que estaban institucionalizadas, les dió trabajo en su empresa con todas las condiciones laborales y organizó entre ellos el primer equipo de baloncesto en sillas de ruedas de Japón. En esa época, conoció a Yoshiko, quien se convertiría en su esposa.

Otro punto culminante en la vida del Sr. Dart su visita a Vietnam en 1966, para investigar la situación de la rehabilitación en un país abatido. Visitando un "centro de rehabilitación" para niños con polio, se encontró con condiciones lamentables, donde a los niños se les dejaba sobre el piso de concreto para que murieran de hambre. Una niña, que estaba muriendo ante él, le tomó la mano y le miró a los ojos. Él luego escribiría: "Esa escena, siguió ardiendo en mi alma para siempre. Por primera vez en mi vida entendí la realidad del mal, y que era parte de esa realidad."

La familia Dart terminó sus negocios en Japón. Luego de un período de meditación en una casa humilde, los dos decidieron dedicarse enteramente a la causa de los derechos humanos de las personas con discapacidad. Se trasladaron a vivir a Texas y comenzaron su dedicación completa al activismo en los temas de la discapacidad. De 1980 a 1985, formó parte del Comité del Gobernador de Texas para la Discapacidad, primero como miembro y después como su Presidente. Ahí su trabajo tomó su modelo de actuar, y con el cual nos inspiró a todos: muchas reuniones con las organizaciones de base, seguido por fuetes llamados para el fortalecimiento radical de las personas con discapacidad, seguido por un activismo incansable hasta lograr la victoria.

En 1981, el Presidente Ronald Reagan nombró al Sr. Dart vice-presidente del Consejo Nacional sobre Discapacidad de Estados Unidos (National Council on Disability). El matrimonio emprendió una interminable campaña, pagando sus propios gastos, de reuniones con todos los activistas en derechos de las personas con discapacidad del Estado de Texas. Junto con sus colegas del Consejo, elaboró una política nacional llamada "Legislación Nacional de Derechos Civiles para Terminar con Siglos de Discriminación de las Personas con Discapacidad", la cual llegaría a convertirse en la Ley de Estadounidenses con Discapacidad en 1990.

En 1981, Justin Dart fue nombrado en la Administración de Servicios de Rehabilitación (Rehabilitation Services Administration), una agencia del gobierno federal que, con un presupuesto de US$3 billiones, supervisa toda una gama de programas para las personas con discapacidad. El Sr. Dart comenzó a pedir cambios radicales, demandando la inclusión de las personas con discapacidad en todos los aspectos del diseño y la puesta en práctica de medidas inclusivas en la operación y supervisión de todos programas de rehabilitación. Para enfrentarse a la burocracia existente, Dart lanzó un fuerte ataque cuando testificó en las audiencias públicas del Congreso, diciendo que la Administración de Servicios de Rehabilitación: "es un inmenso e inflexible sistema del gobierno federal que, como la sociedad que representa, todavía contiene una cantidad significativa de individuos que todavía no han acabado con las obsoletas actitudes paternalistas hacia la discapacidad." Luego de esto, se le pidió la renuncia, pero se mantuvo como un fiel aliado de los Presidentes Reagan y George Bush padre.

En 1989, el Sr. Dart fue nombrado para presidir el Comité Presidencial sobre Empleo de las Personas con Discapacidad (President's Committee on the Employment of People with Disabilities). En este puesto el Sr. Dart logró cambiar el enfoque tradicional de "conseguir empleos para los inválidos" hacia su actual enfoque de defender los derechos de las personas con discapacidad.

Sin embargo, Justin Dart es mejor conocido por su importante colaboración en la redacción, defensa y aprobación de la Ley de Estadounidenses con Discapacidad. En 1988 el fue nombrado junto con Elizabeth Boggs, representante de los padres de niñas y niños con discapacidad, para presidir el Comité del Congreso de Estados Unidos sobre Derechos y Fortalecimiento de los Estadounidenses con Discapacidad. Nuevamente, el matrimonio Dart usó sus recursos para viajar por todos los estados, Puerto Rico, Guam y el Distrito de Columbia, organizando foros públicos con asistencia de más de 30.000 personas. En todos los sitios que visitaba, el Sr. Dart afirmaba que esa Ley: será le ley del futuro". También se reunió frecuentemente con los miembros y el personal del Congreso, así como con el Presidente George H. Bush, el Vice-presidente Quayle y los miembros del Gabinete. En una ocasión, al mirar al Sr. Dart, en una recepción de la Casa Blanca" el Presidente George H. Bush, lo presentó como: "el hombre de la Ley ADA". La Ley de Estadounidenses con Discapacidad fue firmada el 26 de julio de 1990, es un aniversario que se celebra cada año como "orgullo de la discapacidad", con eventos en todo Estados Unidos.

Siempre manifestaba su orgullo por haber participado en la aprobación de la Ley de Estadounidenses con Discapacidad y siempre mencionaba a otras y otros dirigentes que participaron en la lucha: Robert Silverstein and Robert Burgdorf, Patrisha Wright y Tony Coelho, Fred Fay and Judith Heumann, y muchas y muchos más. El Sr. Dart nunca abandonó su compromiso y su solidaridad con la población con discapacidad. En todo momento insistía que todas las personas con discapacidad, deben recibir protección de la ley y ser incluidas en la coalición para aprobarla, incluyendo las personas con discapacidades mentales, sobrevivientes de la psiquiatría, las personas con VIH/SIDA. El Sr. Dart llama a esto una "política de inclusión", una compañera inseparable de la "política de principios, solidaridad y amor".

Después de ser aprobada la Ley de Estadounidenses con Discapacidad, el Sr. Dart destinó su energía para que hubiera una cobertura universal en la seguridad social. Nuevamente emprendió una fuerte campaña por todo Estado Unidos. Era frecuente encontrarlo junto al Presidente Clinton y la Sra. Clinton, convenciendo al público sobre la importancia del tema de una reforma para la seguridad social. Cuando el Congreso votó en contra, el Sr. Dart fue uno de los primeros en identificar el retroceso que se venía contra las personas con discapacidad. Renunció a todos sus cargos y se convirtió en un "soldado ciudadano a tiempo completo en las trincheras de la justicia". Con la victoria de los conservadores Republicanos en el Congreso, en 1994, seguido por los intentos por reformar la Ley de Estadounidenses con Discapacidad y de reformar la Ley de Educación para las Personas con Discapacidad (Individuals with Disabilities Education Act, IDEA), el Sr Dart y los activistas de los derechos de las personas con discapacidad, Becky Ogle y Frederick Fay, fundó la organización Justice for All (Justicia para Todas y Todos), lo que el llamó "un equipo de intervención rápida, para ganarle a estos ataques".

Nuevamente, el Sr. Dart fue incansable: viajando, hablando, testificando, dictando conferencias, presidiendo reuniones, llamando a la prensa para corregir mensajes erróneos acerca de la Ley de Estadounidenses con Discapacidad, inundando el país con calcomanías que decían: "Con las leyes ADA e IDEA, Estados Unidos gana" (America Wins). Ambas leyes fueron salvadas. Nuevamente, el Sr. Dart le atribuyó el éxito a "miles de patriotas en sus organizaciones de base", que se movilizaron y enviaron correos electrónicos. Pero no hay duda que, sin la intensa labor este dirigente, el resultado hubiera sido distinto.

En 1996, se enfrentó al Partido Republicano, afirmando que esa agrupación: "se había apartado del pensamiento de la democracia de Thomas Jefferson y Abraham Lincoln". El Sr. Dart, hizo campaña en favor de la reelección del Presidente Clinton. Para él, esa fue una "decisión de conciencia", pues el Sr. Dart había sido un republicano toda su vida y había organizado grupos de personas con discapacidad a favor de ese partido durante las campañas de Ronald Reagan y de George H. Bush contra Clinton en 1992. Pero, durante la campaña de campaña de reelección del Presidente Clinton, como lo informara el New York Times y el Washington Post, Dart le dió su apoyo al hablar durante la Convención Nacional del Partido Demócrata, que se celebró en Chicago. Así, el matrimonio Dart emprendió una gira nacional para decirle a la gente: "Participen en política como si su vida dependiera de eso, porque así es." Durante su discurso de reelección, el "Presidente Clinton le agradeció a Justin Dart por haber hecho campaña en los cincuenta estados y manifestó que "esa es una de las razones por las cuales ganamos en algunos de esos estados."

En 1997, Justín Dart tuvo varios ataques cardiacos que le impidieron seguir viajando. Sin embargo, desde donde estuviera siguió defendiendo los derechos de las personas con discapacidad, asistió a un muchos eventos, campañas, manifestaciones y audiencias públicas. Al final de su vida, el Sr. Dart estaba trabajando en un importante manifiesto político, donde expresaba su pensamiento: "la revolución del fortalecimiento". En su conclusión, el Sr. Dart urgía: "Amados colegas en esta lucha, escuchen el llamado del corazón de un viejo soldado. Nuestras vidas, las vidas de nuestras niñas y niños, la calidad de la vida de billones en las futuras generaciones están colgando de la balanza. Les envío un grito de aliento desde mi ser. ¡La humanidad les necesita! ¡Dirijan! ¡Dirijan la revolución del fortalecimiento!"

Hoy, las personas con discapacidad en Estados Unidos y alrededor del mundo, llorarán la muerte de Justin Dart. Pero celebraremos su amor y su compromiso con la justicia.¡Por favor, unámonos al expresar nuestras condolencias a Yoshiko y su familia en este momento tan difícil.

Recordamos que fue voluntad de Justin Dart que cualesquiera actos conmemorativos celebrados después de su muerte, sean usados para celebrar nuestro movimiento como una oportunidad de volvernos a comprometer con la "revolución del fortalecimiento."

JUSTICE FOR ALL Un servicio de la Asociación Estadounidense de Personas con Discapacidad (American Association of People with Disabilities) www.aapd-dc.org www.jfanow.org

¡Hay una fuerza en los números! Sea parte de una coalición nacional de personas con discapacidad y únase a la AAPD hoy. Sitio en la Red: www.aapd-dc.org
Volver al índice en español - Go back to English


Envíe este artículo a un amigo!