Disability World
Una revista electrónica, bi-mensual, sobre noticias y opiniones internacionales relacionadas al tema de la discapacidad Volumen No. 19 Junio-Agosto 2003


Volver al índice en español - Go back to English

Ciudad rural construye acceso para una mujer   soldado que adquirió una discapacidad

Reimpreso del The New York Times, 13 de junio del 2003, por Peter T. Kilborn

PALESTINA, West Virginia. USA, 7 de junio - Cuando la oficial Jessica D. Lynch regrese del hospital, donde se repone de sus heridas en la guerra contra Irak, termine su paseo triunfal por Mayberry Run Road, en su ciudad natal, casi no reconocerá la casa donde creció y compartía dos habitaciones con su hermana y hermano.

Las y los voluntarios, conmovidos por la historia de la joven soldado de 20 años que había sido capturada en Irak y liberada cuando la encontraron en su hospital, se esfuerzan por mejorar las condiciones de accesibilidad de la casa de la joven, incluyendo su habitación, dos habitaciones más con sus servicio sanitarios y hasta un pequeño jardín, hecho con herramientas y materiales donados por la misma comunidad.

También han nivelado los pisos de la casa y los patios, para que la joven soldado Lynch se pueda movilizar fácilmente en su silla de ruedas.

Lewis Peck, sargento de la policía, que está dedicando fines de semana y vacaciones para administrar estas labores nos dijo: "Logramos que la habitación y el baño sean completamente accesible a una persona con discapacidad."

Durante varias semanas, desde que el 1 de abril del 2003, la nación viene escuchando historias confusas   del rescate de la soldado Jessica Lynch y vio imágenes de la joven en una camilla de hospital. El Ejército, que tampoco dio todos los detalles, ha negado que la soldado Lynch tuviera heridas cortantes o heridas de bala, como afirmaran algunas noticias. Otros medios critican al Pentágono por una tomas de video, hechas con fines políticos, durante un rescate innecesario y extremadamente dramático, ocurrido según sus voceros durante un asalto a ese hospital iraquí.

"Ella no tiene heridas cortantes y no le dispararon. Lo que tiene son algunos huesos quebrados," dijo el Teniente Coronel James Casella, portavoz del Departamento de Estado.

El Centro Médico Walter Reed, solo informa de que tuvo que ser operada para arreglar un pie quebrado y: "está en condición satisfactoria, llevando terapia ocupacional y terapia física."

Ninguna de las incertidumbres relacionadas con la situación en sí, han afectado la admiración hacia la soldado Lynch: "Estamos orgullosos del servicio que ella ha prestado, por ir a Kuwait, por defender a nuestro país," dijo Deborah Hennen, asesora de Wirt County. El Sr. Clifford Reynolds, de 77 años y residente de la ciudad desde muchos años dijo: "Jessica merece todo lo que reciba. Creo que esta controversia es por celos. Ella nunca hizo algo para generar esos celos."

La mitad de los adultos de Wirt County no tiene trabajo, la pobreza es de un 20% y hay muy poco dinero para reparar la alberca pública de la ciudad de Elizabeth, la cabecera del condado. Y con todo, la gente se ha organizado para remodelar y hacer accesible el hogar del Sr. Gregory O. Lynch, un camionero y su esposa Deadra, quien trabajaba en una empresa procesadora de fotografía en Parkersburg y sus hijos, Jessica, su hermano mayor, Gregory, que también es soldado y la hermana menor, Brandi, que acaba de finalizar la escuela secundaria.

Aquí la gente ayuda a sus vecinos como puede: trabajo voluntario, se organizan subastas, cenas de tocino a $5, se lavan carros por donativos, rifas y billetes que se atan a los árboles para ayudar a alguien que tiene un problema. "Para la causa de la joven soldado Lynch organizamos una cena, donde cada persona traía un plato de comida para compartir con todos. Al final de la fila, había un balde donde poníamos nuestra contribución. También teníamos una subasta."

La Sra. Hennen, una amiga de la familia que ha organizado la mayoría de los eventos de apoyo a la familia Lynch, nos dijo: "Esa noche pudimos recaudar unos US $ 13.000."

La madre y el padre de la soldado Linch tuvieron que interrumpir su trabajo para dedicarse a su hija mientras estaba en el hospital en Washington, ella nos dijo: "Ese dinero se dedicó para pagar las cuentas de la familia." También llegó dinero a la cuenta del Banco de   Wheeling, West Virginia.

La gente de aquí ayuda pero a su manera. Lo primero que hubo que hacer fue espantar a los mercaderes que querían explotar la imagen de la soldado Lynch. Sólo escucharían ofertas que garantizaran que todo el dinero fuera para Jessica y su familia. Peggy Shears, editora del semanario Wirt County Journal, dijo que la había llamado un hombre desde Florida para que alguien vendiera candelas con la imagen de Jessica. El envió ocho muestras. Eran candelas con fotos de Jessica incrustadas. El trato era que el periódico comprara las candelas en US $21 y las vendiera en $US 24. "Todos podemos hacer dinero," dijo el hombre de Florida. La oferta fue rechazada inmediatamente porque no beneficiaba totalmente la causa.

Otra oferta sí fue aceptada, nos cuenta la Sra. Shears. Un fabricante de camisetas en Parkersburg, fabrica camisetas con la foto de Jessica Lynch. Él le vende esas camisetas a precio de costo a las tiendas por US $2, las tiendas las venden a US $5 y la familia recibe directamente US $3.   "Nosotros no dejaremos que la gente explote a esta joven," dijo la Sra. Shears.

Diana Ludwig, Directora Ejecutiva del área de desarrollo económico se expresó así respecto a las organizaciones y agencias gubernamentales que pueden ofrecer edificios y donaciones: "Nadie desea verse como si estuviera aprovechándose de esta niña. Nosotros estamos tratando de mantener la dignidad de la familia y la dignidad de la comunidad."

En la pequeña ciudad de Palestina, a seis millas de Elizabeth, ya hay un gran rótulo que dice "Hogar de Jessica Lynch Ex Prisionera de Guerra". En otra ciudad a más de una hora en automóvil, la gente colocó otro gran rótulo: "¡Saludos de la ciudad de Charleston!"

La base económica de la ciudad de Palestina, está en el río Little Kanawha que ahora no   es navegable como lo fuera hace como 50 años. El poblado sólo tiene algunas tiendas de abarrotes, estaciones de gasolina, un taller para reparar tractores y otros pequeños negocios, incluyendo una soda: "Aquí no hay mucho," nos dijo el Sr. Reynolds, que atiende el taller, que está en venta.

Muy pocos aquí se imaginan lo que puede pasar. Esta es la ciudad natal de una prisionera de una guerra en un país lejano, y que fue rescatada: "Ella va a estar en un pedestal toda su vida", nos dijo Rhodes Wilson de 82 años de edad, un jubilado que se vino a esta ciudad hace 20 años, "Palestina va a estar en el mapa. Se hizo un sitio en la historia."

El número de cartas que le llegan a la soldado Lynch es de mil por día, ha bajado, pero todavía en dos de las celdas de la cárcel de la ciudad de Elizabeth, se ha acumulado casi 30 centímetros de cartas en el piso, y los regalos que le gente le ha enviado llegan al techo de la tercera celda donde está todo guardado.

El Director de Correos de Elizabeth, Berylan Lewis, dijo que ella espera que con toda esta publicidad que están recibiendo, gracias a la joven soldado Lynch, aumenten los trabajos en la ciudad, donde viene creciendo el desempleo. Sería bueno una nueva tienda, un restaurante para los turistas y la gente de esta ciudad. Se pueden abrir sin necesidad de afectar la integridad de la comunidad.

Pero la falta de dinero y cierto desaliento ha limitado la mayoría de los esfuerzos. La Sra. Lewis podría estar presionando los límites de la comercialización por haber confeccionando tarjetas con sellos postales post sellados que ella vende a 25 centavos, 2 centavos más del valor de los sellos en la tarjeta. También está diseñando un sobre postal que tiene un Corazón Púrpura y un matasellos que dice: "Jessica Lynch Station"

Dentro de la Oficina de Correos, la Sra. Lewies ha puesto un boletín de noticias "Pensando en tí", en honor a la soldado Lynch y a otros dos soldados de la ciudad, uno que todavía está en Kuwait. Fuera del edificio, un grupo conocido como Amigos de Mohammed ha sembrado un jardín en honor a Mohammed Odeh al-Rehaief, el abogado iraquí que llevó a las tropas de Estados Unidos a donde estaba la soldado Lynch. A él se le otorgó asilo en Estados Unidos y se ha convertido en el héroe número dos de Palestina.

A lo largo de Wirt County, los grandes listones amarillos que la gente había colocado, tras conocerse que la soldado Lynch había sido capturada, ya se han tornado blancos pero ya se han reemplazado por nuevos listones. También alguna gente fabricó listones de madera y metal para que duraran por siempre. La causa ya no es su liberación sino su recuperación de sus heridas. Luego de dos meses, crece la preocupación porque esa recuperación parecía muy lenta.

Ella deseaba regresar a casa para el cuatro de julio, Día de la Independencia, nos dijo la Sra. Hennen: "pero no creo que suceda. Lo último que escuché es que ella puede caminar con una andadera, pero no por pasillos largos sin acompañamiento. Tiene la pierna derecha enyesada. Y en la pierna izquierda tiene unos pernos y piezas ortopédicas. Ella tiene algún problema con su mano derecha. Hace un mes, podía sostener una pelota pero no soltarla."

graphic of printer formato para imprimir

Volver al índice en español - Go back to English


Envíe este artículo a un amigo!