Disability World
Una revista electrónica, bi-mensual, sobre noticias y opiniones internacionales relacionadas al tema de la discapacidad Volumen No. 19 Junio-Agosto 2003


Volver al índice en español - Go back to English

Elecciones en España evidencian dificultades de personas con discapacidad de ejercer derecho al voto

De Pedro Fernández González, Solidaridad Digital (27 de mayo del 2003)

Las elecciones autonómicas y municipales del domingo, 25 de mayo volvieron a poner en evidencia la falta de accesibilidad de muchos colegios electorales y la necesidad de introducir cambios para garantizar que todos los ciudadanos pueden ejercer el derecho al voto.

Ramón Hernández, miembro de la junta directiva de la Coordinadora de Minusválidos Físicos de la Comunidad de Madrid, fue uno de los ciudadanos que no pudo acceder a su colegio electoral para depositar la papeleta en la urna.

Hernández, pensionista de 52 años, no tuvo ningún problema en llegar a las puertas del colegio, situado a doscientos metros de su casa, gracias a que su barrio, Vallecas (Madrid), respeta la filosofía del diseño para todos.

Sin embargo, esto mismo no ocurre con el centro educativo, el cual carece de una rampa de acceso. Ante la imposibilidad de poder entrar en el colegio, Hernández tuvo que pedir a uno de sus vecinos que explicase su situación a un agente municipal. Hernández, resignado, comenta que "nada ha cambiado, sigue existiendo un déficit en la accesibilidad de los edificios públicos".

La puerta del colegio tiene cinco escalones insalvables, sin rampa para las personas que van en silla de ruedas, y ni siquiera una barandilla de cuerda que sirva de apoyo para las personas mayores. Además, Ramón Hernández recuerda que "el colegio electoral viene incumpliendo desde hace doce años la normativa".

Por fin, la Policía Municipal sale del recinto junto con los interventores de los partidos políticos, la presidenta de la mesa y la delegada del Gobierno en el colegio, pero ninguno es capaz de darle una solución satisfactoria. Los policías municipales quisieron llevarle en brazos, una idea a la que Ramón Hernández contestó que "no soy un saco de patatas, no quiero correr el riesgo de que ningún agente cargue conmigo".

Otra de las propuestas, esta vez de la delegada del Gobierno, consistía en llamar a una ambulancia SAMUR para ayudarle a subir y bajar escaleras. Esto le pareció "aberrante" ya que "hay ciudadanos que necesitan este servicio con más urgencia que ayudar a una persona a subir o bajar escaleras".

También le sugirieron dar su voto junto con su DNI a la delegada, a lo que también se opuso. "Nadie va a privarme del derecho a ejercer personalmente mi voto como marca la Constitución. No tiene nadie que meter mis papeletas en la urna".

Finalmente, los policías municipales sacaron las urnas a la calle con el permiso del presidente y los vocales de la mesa. Después de una hora de "batalla" Ramón Hernández, un ciudadano con discapacidad física de Vallecas, pudo votar. Sin embargo, se avergüenza de ser objeto de discriminación: "Parece como si estuviera mendigando", afirma.

Ramón Hernández hace extensible su queja a todos los partidos políticos. "Espero que en el futuro alguien se preocupe por estas cosas y que por fin se tomen cartas en el asunto. Eso lo marca la Constitución, y parece que nosotros somos anticonstitucionales porque nadie nos hace caso al respecto", confiesa con las miras puestas en las elecciones generales del próximo año.

graphic of printer formato para imprimir

Volver al índice en español - Go back to English


Envíe este artículo a un amigo!