Disability World
Una revista electrónica, bi-mensual, sobre noticias y opiniones internacionales relacionadas al tema de la discapacidad Volumen No. 19 Junio-Agosto 2003


Volver al índice en español - Go back to English

UNIFEM: Reunión sobre las Mujeres con Discapacidad

Con información de Solidaridad Digit@l/ Madrid-03/06/2003.

Editada por Luis Fernando Astorga Gatjens (lferag@racsa.co.cr)

El viernes 20 de junio del 2003, el gobierno de Sudáfrica y el Fondo de Naciones Unidas para el Desarrollo de las Mujeres (UNIFEM), celebraron una sesión almuerzo con el tema: "Mujeres con discapacidad, oportunidades y retos para las activistas de los derechos de las mujeres en el desarrollo de la Convención de Naciones Unidas para los derechos de las personas con discapacidad".

La sesión fue moderada por Sebenzile Matsebula, Directora de la Oficina sobre la Condición de las Personas con Discapacidad de la Presidencia de Sudáfrica, quien   enfatizó la necesidad de fomentar la igualdad de los derechos de las mujeres con discapacidad en el contexto de los derechos humanos.

En esta reunión, organizada por la Red de Sobrevivientes de Minas Antipersonales (Landmine Survivors Network), enfatizó la necesidad de un cambio en el paradigma: Las mujeres con discapacidad deben ser vistas como ciudadanas visibles, y no como en el pasado, entidades invisibles. Ente grupo de expertas, incluyendo a   Theresia Degener, coautora del Informe del Alto Comisionado para los Derechos Humanos: Derechos Humanos y discapacidad, Charlotte Bunch, Directora Ejecutiva del Centro para la Dirigencia Global de las Mujeres (Center for the Women's Global Leadership) y Charlotte McClain, Comisionada de Derechos Humanos de Sudáfrica, analizó la situación de las mujeres con discapacidad, uno de los grupos más marginados., tanto dentro del movimiento de las mujeres como dentro del movimiento de los derechos humanos en si.

La situación actual de las mujeres
Roxanna Carrillo, Asesora de la Directora Ejecutivo de Derechos Humanos en UNIFEM, le dio la bienvenida al grupo y la Profesora Theresia Degener presentó el tema de las mujeres con discapacidad en el contexto de los derechos humanos, comentando su situación en la política de derechos humanos de Naciones Unidas.   Hasta 1995, en que se celebró en Nairobi la Conferencia Mundial sobre la Mujer,   las mujeres con discapacidad habían sido invisibles dentro de las políticas de derechos humanos de Naciones Unidas.

Aunque en 1993 las Normas Uniformes sobre Equiparación de Oportunidades para las Personas con Discapacidad explícitamente menciona disposiciones para las mujeres con discapacidad, este instrumento no es vinculante. El Convenio No. 159 de la Organización Internacional del Trabajo (1983) es el único instrumento vinculante que las menciona, pues el Convenio 168, que también las menciona no es vinculante.

Adicionalmente, no se menciona a las mujeres con discapacidad en la Convención sobre Todas las Formas de Discriminación Contra las Mujeres (Naciones Unidas 1979), en el único instrumento de Naciones Unidas relacionado con las mujeres. Aunque las mujeres con discapacidad no aparecen en el texto del tratado, sí están incluidas en la Recomendación General No. 18, donde el cuerpo de supervisión de la Convención le indica a los Estados Parte, que deben respetar a las mujeres con discapacidad: "Si los Estados no mencionan específicamente a las mujeres con discapacidad en sus informes, entonces los cuerpos de supervisión tampoco preguntarán por ellas."

Sebenzile Matsebula, realizó una presentación acerca de la discriminación contra las personas con discapacidad en un contexto cultural: En África se espera que las mujeres sirvan a sus familias, y con frecuencia se cree que las mujeres con discapacidad no pueden atender a sus familias, ser "buenas esposas", entonces les son negados sus derechos y su dignidad.   

Charlotte McClain, le explicó al grupo cómo en muchos países, la pobreza tiene rostro de mujeres, particularmente en lo que respecta a las mujeres con discapacidad que son las más pobres dentro de los grupos marginados desde siempre. Ella manifestó: "Los temas específicos relacionados con las mujeres con discapacidad, deben ser tratados, incluyendo la violencia en la esfera privada, los efectos de los conflictos armadas y los peligros del VIH/ SIDA.   Todos estos aspectos se deben dar a conocer, incluso entre los grupos que están trabajando en la Convención Internacional en estos días."

Lo que hay que hacer
Sebenzile Matsebula   manifestó la necesidad de contar con una representación unificada de mujeres con discapacidad dentro de la Naciones Unidas. "Todavía no hay un organización no gubernamental dedicada a los derechos de las mujeres con   discapacidad acreditada ante la Organización de Naciones Unidas. Esa falta también conduce a la exclusión de los derechos de las mujeres con discapacidad dentro del marco general de los derechos humanos."

Charlotte Bunch, le enfatizó al grupo la necesidad de incluir las necesidades y los temas relacionados con las mujeres con discapacidad en la nueva Convención Internacional de Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad. Es necesario cambiar nuestra manera de pensar, pasar de considerar a la discapacidad como un tema de bienestar social a lo que es, un asunto de derechos humanos: "Los tratados son parte de la lucha para llevar los derechos a la práctica, son una manera en que la sociedad cambiar las condiciones de las personas que actualmente son victimizadas. Para cambiar las situaciones de opresión, la nueva Convención Internacional deben incluir los derechos de los grupos marginados."

¿Cómo lograr que la legislación que desarrollamos logre abarcar todas las violaciones? La Profesora Bunch recomienda que el recurrir a los tribunales es una forma de dar a conocer una situación y lograr que sea considerara "como parte de los problemas generales de la sociedad". También indicó que "la situación de las mujeres con discapacidad es parte de la situación de las mujeres en general, de un movimiento que necesita crecer y crecer con ellas."

Charlotte McClain, clausuró la reunión reiterando la necesidad de fortalecer la intersección entre el género y la discriminación por motivos de discapacidad, para lograr una protección efectiva de estas víctimas de una doble y hasta múltiple discriminación. Ella enfatizó que, la nueva Convención Internacional debe ser lo suficientemente amplia como para producir cambios en las esferas públicas y privadas, y lo suficientemente universal como para permitir acciones locales, nacionales e internacionales. Es esencial mantener alianzas entre las organizaciones no gubernamentales y las agencias gubernamentales. Debemos fortalecer nuestra participación en todos los foros: Seminarios, presentaciones, discusiones y el diálogo abierto "las mujeres con discapacidad debe ser parte de los procesos de toma de decisiones," dijo Charlotte McClain.  

Hacia la nueva Convención Internacional
Para lograr que la nueva Convención Internacional considere los aspectos de género, la Profesora Degener insiste que las mujeres con discapacidad necesitan ser mencionadas explícitamente en todas las cláusulas relacionadas con la igualdad y la no discriminación, por ejemplo en las disposiciones relacionadas con la educación, el empleo, la violencia, los programas eugenésicos, el acceso a la salud y la vida familiar.

También el grupo recomendó que se tomaran acciones consultivas con la organización internacional de las mujeres International Women Rights Action Watch, para aprender más acerca de las experiencias relacionadas con la defensa de las mujeres.

graphic of printer formato para imprimir

Volver al índice en español - Go back to English


Envíe este artículo a un amigo!